lunes, 27 de octubre de 2014

Tabaco en la boda ¿Sí o no?

Este post debería hablar sobre el protocolo de dar o no dar tabaco en la boda, quién lo da, quién lo paga... Todas esas cosas...

Pero es que no me apetece mucho.

La verdad es que este sábado me asaltó la cuestión: me entraron una ganas tremendas de fumarme un cigarro y pensé, "desde que dejaste oficialmente de fumar... cuántos cigarrillos de tregua te has fumado??" y recordé que el último fue el día de mi boda, hace unos 5 meses.

Entonces fue cuando me di cuenta de que tenía que escribir sobre el tabaco en las bodas.

Una boda es un hito en la vida de una persona y una súper fiesta en la vida del resto (los invitados), en la que se permiten ciertas licencias... en ocasiones muchas. La gente come, bebe y fuma como si no hubiera un mañana.

Pero con la ley anti-tabaco de hace unos años el hecho de regalar tabaco en la boda ha ido perdiendo un poco el sentido, puesto que nadie puede encenderse el puro con tranquilidad en la sobremesa con su copa después del café. Yo sólo he fumado un puro una vez, en la boda de mi primo, lo encendí, me tragué el humo y casi muero; me hicieron la foto de rigor y lo apagué. Bueno pues hoy en día eso ya no es posible. ¿Qué será de esas cajitas con 4 o 5 cigarrillos para regalar a las señoras?
Regalar tabaco en las bodas

Normalmente el tabaco corría por cuenta de los padrinos: los puros los pagaba el padrino y el tabaco la madrina, pero hoy en día ha cambiado un poco la historia y la gente regala cualquier otra cosa antes que tabaco, primero porque en el restaurante no se puede fumar y segundo porque empieza a estar mal visto que la gente fume.

Si tu boda es al aire libre como fue la mía, los invitados pueden fumar tranquilos y los novios también. Y aunque caiga sobre mi el peso de Mercedes Milá y de todos los anti-tabaco de España, una barra libre es mucho más guay libre si puedes acompañar el cubata con un cigarrito.

Dejé de fumar en agosto del año pasado y estoy muy orgullosa de ello, fumar me generaba un gasto absurdo, impregnaba mi ropa y mi propia persona de un olor a cenicero que OMG! y además atentaba contra mi salud. ¡PERO ME GUSTABA! Y me sigue gustando ¿por qué? no lo sé, si alguna de vosotras sois ex-fumadoras o fumadoras activas me comprenderéis. El que nunca ha fumado no lo entiende, como mi medio limón. El caso es que de vez en cuando me apetece un cigarro y no caigo en la tentación, soy fuerte, pero las 4 únicas ocasiones en las que he fumado desde que lo dejé oficialmente (sí, a veces soy débil) ha sido en la despedida de soltera de mi mejor amiga, en su boda, en mi despedida de soltera y en mi boda. Así que algo tendrán las bodas (y las despedidas de soltera) que una se permite esos derroches de nicotina.

Después leo blogs, preguntas, encuestas... ¿debe la novia fumar el día de la boda? Pues mira sí, que no queda muy glamuroso... pues bueno depende del estilo que tengas ¿no?, pero es que la novia es una persona, una persona normal y aunque sea su boda, tiene derecho a fumar, PRECISAMENTE PORQUE ES SU BODA tiene derecho a divertirse, a hacer lo que le de la gana ES SU DÍA!!! Y si su marido la quiere tal y como es... ¿quién es nadie para decir no queda bien que la novia fume?
Novias que fuman
Fotos by: Flikr
Yo por ejemplo hasta el baile no fumé nada, pero porque en realidad yo ya no soy fumadora, SOY EX!! así que cuando llegaron unas horas en las que la noche nos confunde engañé a algún amigo que otro para que me suministraran nicotina... Sin embargo mi padre y su mujer son fumadores los dos, muy fumadores, y obviamente ambos estuvieron fumando con total normalidad el día de su boda, porque son así y porque el lugar permitía que pudiéramos fumar tranquilamente (entonces yo aún fumaba) ya que estábamos al aire libre.

Parece que en los hombres queda mucho mejor que destilen nicotina por los poros de su piel.
Padrinos que fuman en las bodas
Los hombres sí pueden fumar, por lo visto quedan mucho más varoniles!
Total, que yo creo que fumar de momento no es ningún delito (siempre que no se haga en lugares cerrados y no se fume ninguna sustancia ilegal) y que si en la pareja o en el entorno de los novios hay fumadores y la boda se realiza en un lugar al aire libre en el que es posible fumar todavía podemos ofrecer este detalle a los invitados con un precioso Cigars Corner / Cigars Bar, por ejemplo, el que quiera que coja tabaco y el que no pues no.

Se pueden montar rincones preciosos en la boda al igual que el Candy Bar, pero con cigarrillos y puros.
Cigar Corner en la boda
Foto by: webnovias

Cigar bar en tu boda
Foto by: lalablu.com
Reconoceréis aunque no seáis fumadoras que estas decoraciones son una monada y que le dan a la "remenía" costumbre de repartir tabaco en micro cajetillas un aire nuevo mucho más de tendencia y que no tienen porqué desentonar en vuestra boda.

Así que lo dicho el que quiera que le de a la nicotina y el que no que le de a la gominola, el caso es divertirse y pasarlo bien en la boda ¿no? ¿Vosotras qué opináis?

Sweet kisses amigas!!

1 comentario:

  1. Me gusta mucho la idea de poner una barra libre de tabaco, así quien fume puede coger tabaco y los novios no regalan tabaco a quien no fuma como yo, que nunca sé que hacer con el tabaco que me regalan

    ResponderEliminar