jueves, 30 de octubre de 2014

Cómo disfrutar de la boda de tu hermana y no morir en el intento

Llega ese día en el que tu hermana te mira con una sonrisa, con la cara iluminada, la misma cara que puso cuando te contó que había conocido a su Fulanito, y te suelta la BOMBA: Zutanita, ¡¡¡me caso!!! En ese momento te da un vuelco el corazón, sientes una alegría gigante, te abrazas con tu hermana, la besas, gritáis, cantáis, y prometes mantener el secreto hasta que se lo cuente a tus padres, por su puesto. Todo es maravilloso, empiezas a pensar en un montón de cosas chulas que podría hacer en su boda, en el qué te pondrás, en el traje de novia...  sin saber que todo eso es ¡¡¡UNA TRAMPA!!!  Ninguna hermana de una novia sabe que lo que le espera desde ese momento hasta el día “D”, es un autentico caos, estrés, nervios y en algunos casos mucha, pero que mucha desesperación!

El comunicado se hace oficial en la familia, y siempre hay una madre, un padre, una tía, una prima, alguien que se empieza a volver loca y por lo tanto a los demás: ¿y ya has mirado el vestido? ¿Y las invitaciones? ¿Y dónde es la ceremonia? ¿Y porqué no te casas en la iglesia del pueblo, con lo bonita que es? ¿Y vas a invitar a los primos de Sebastopol? En ese momento en el que la novia no quiere amargarse el día con la noticia, la tía de turno, totalmente poseída por el espíritu wedding, mira a la hermana de la novia, y le hace las mismas preguntas: Mira a ver si se compra el vestido aquí, convéncelos para que se casen allá… pero chicas, a todas las hermanas de novias de España, QUE NO CUNDA EL PANICO.

Soy la pequeña de tres hermanas, y las dos mayores ya están felizmente casadas, así que os voy a contar todo lo que he aprendido para disfrutar de la boda de tu hermana y no morir en el intento.

Durante los preparativos todo fluye con más o menos normalidad, el vestido, el lugar, los detalles… lo complicado empieza un par de meses antes de la boda, cuando parece que el mundo se acaba, parece que está todo sin hacer y que la boda se nos echa encima!!! Aquí es cuando las hermanas tenemos que actuar. Os va a dar la sensación en muchas ocasiones de que sois vosotras las únicas personas que pensáis en pequeños detalles, que ni si quiera los novios han pensado en ello. Por ejemplo, ¿Alguien ha pensado un plan B por si llueve? ¿O se ha comprado tu hermana la ropa interior? ¿Tiene ya cerrada la hora de la manicura? Y un millón de preguntas más. Pues bien chicas, no os preocupéis, mi consejo es que cojáis papel, boli y paciencia, y empecéis a actuar como Jennifer López en la peli Planes de Boda. Todo lo que os vaya ocurriendo se apunta, y el día que os parezca quedáis con vuestra hermana y repasáis la lista, pero siempre con una respuesta, con una solución a las cuestiones que se plantean (no hay nada peor que una hermana a punto de casarse en crisis). Seguro que hay cosas que ella ya tenía en mente o incluso cerradas, pero así os aseguráis y os quedáis tranquilas.
Todas queremos una J.LO el dia de nuestra boda
La semana anterior a la boda es un poco… como diría…. difusa, ya que te toca hacer cosas familiares como  recibir a la familia que viene de fuera, echar una mano con la comida del día de después, confirmar o tachar de la lista a algún que otro invitado despistado pero también tienes que hacer cosas de hermana como hacer tilas, decirle que su traje es precioso y que le sienta de maravilla (hay un porcentaje, en mi caso del 50% en el que los días previos entran en bloqueo y tienen dudas sobre su vestido), repasar mentalmente el día de la boda para comprobar que no falta nada y que está todo en perfecto estado, ayudar a organizar las mesas (eso es lo peor sin duda), recoger las flores, regalos, detalles… Todo esto le toca a la hermana y hay que hacerlo chicas, ya que la novia suele estar en peluquería, manicura, masajes… justo en el momento en el que hay que hacer más cosas, pero bueno, es ella la que se casa ¿no?

Por fin, llega el día de la boda, y te vas a la peluquería a que te den una mano de cachapa y pintura, porque estas agotada!! Y cuando llegas a casa monísima, estupenda, con tu vestido ideal, empieza el trabajo duro. Chicas, es vuestra hermana y ese es su día, tenemos que hacer lo posible porque esté totalmente despreocupada de cualquier problema que pueda surgir en la boda, desde la cola de su vestido, pasando por que en el restaurante se han confundido de vino hasta que el equipo de música está fallando a la hora del baile, de todo esto LA NOVIA TIENE QUE SER AJENA. Esa es la misión de una hermana.

Por lo tanto y dicho esto, hasta que no comienza el baile, los tacones se quitan, la cola se recoge y ya estamos todos tranquilos, una hermana no empieza a disfrutar al 100%.
La hermana de la novia
¡¡Empieza la fiesta chicas!!
No obstante, la boda de una hermana es un día precioso, lleno de emociones, y en el que todo ese esfuerzo y ese estrés que pasas merecen la pena. Solo hay que tener clara una cosa para ser la perfecta hermana, y es que hay que pensar que es su día, que lo tiene que disfrutar ella con su chico, por lo tanto hay que dejar que hagan lo que les apetezca pero también intentar dar claridad a los momentos de enajenación producto de los nervios…

Yo me casaré, y mis hermanas estarán allí seguro. Me casaré por amor con mi Fulanito, pero también me casaré por venganza.

Nos vemos en la boda.

lunes, 27 de octubre de 2014

Tabaco en la boda ¿Sí o no?

Este post debería hablar sobre el protocolo de dar o no dar tabaco en la boda, quién lo da, quién lo paga... Todas esas cosas...

Pero es que no me apetece mucho.

La verdad es que este sábado me asaltó la cuestión: me entraron una ganas tremendas de fumarme un cigarro y pensé, "desde que dejaste oficialmente de fumar... cuántos cigarrillos de tregua te has fumado??" y recordé que el último fue el día de mi boda, hace unos 5 meses.

Entonces fue cuando me di cuenta de que tenía que escribir sobre el tabaco en las bodas.

Una boda es un hito en la vida de una persona y una súper fiesta en la vida del resto (los invitados), en la que se permiten ciertas licencias... en ocasiones muchas. La gente come, bebe y fuma como si no hubiera un mañana.

Pero con la ley anti-tabaco de hace unos años el hecho de regalar tabaco en la boda ha ido perdiendo un poco el sentido, puesto que nadie puede encenderse el puro con tranquilidad en la sobremesa con su copa después del café. Yo sólo he fumado un puro una vez, en la boda de mi primo, lo encendí, me tragué el humo y casi muero; me hicieron la foto de rigor y lo apagué. Bueno pues hoy en día eso ya no es posible. ¿Qué será de esas cajitas con 4 o 5 cigarrillos para regalar a las señoras?
Regalar tabaco en las bodas

Normalmente el tabaco corría por cuenta de los padrinos: los puros los pagaba el padrino y el tabaco la madrina, pero hoy en día ha cambiado un poco la historia y la gente regala cualquier otra cosa antes que tabaco, primero porque en el restaurante no se puede fumar y segundo porque empieza a estar mal visto que la gente fume.

Si tu boda es al aire libre como fue la mía, los invitados pueden fumar tranquilos y los novios también. Y aunque caiga sobre mi el peso de Mercedes Milá y de todos los anti-tabaco de España, una barra libre es mucho más guay libre si puedes acompañar el cubata con un cigarrito.

Dejé de fumar en agosto del año pasado y estoy muy orgullosa de ello, fumar me generaba un gasto absurdo, impregnaba mi ropa y mi propia persona de un olor a cenicero que OMG! y además atentaba contra mi salud. ¡PERO ME GUSTABA! Y me sigue gustando ¿por qué? no lo sé, si alguna de vosotras sois ex-fumadoras o fumadoras activas me comprenderéis. El que nunca ha fumado no lo entiende, como mi medio limón. El caso es que de vez en cuando me apetece un cigarro y no caigo en la tentación, soy fuerte, pero las 4 únicas ocasiones en las que he fumado desde que lo dejé oficialmente (sí, a veces soy débil) ha sido en la despedida de soltera de mi mejor amiga, en su boda, en mi despedida de soltera y en mi boda. Así que algo tendrán las bodas (y las despedidas de soltera) que una se permite esos derroches de nicotina.

Después leo blogs, preguntas, encuestas... ¿debe la novia fumar el día de la boda? Pues mira sí, que no queda muy glamuroso... pues bueno depende del estilo que tengas ¿no?, pero es que la novia es una persona, una persona normal y aunque sea su boda, tiene derecho a fumar, PRECISAMENTE PORQUE ES SU BODA tiene derecho a divertirse, a hacer lo que le de la gana ES SU DÍA!!! Y si su marido la quiere tal y como es... ¿quién es nadie para decir no queda bien que la novia fume?
Novias que fuman
Fotos by: Flikr
Yo por ejemplo hasta el baile no fumé nada, pero porque en realidad yo ya no soy fumadora, SOY EX!! así que cuando llegaron unas horas en las que la noche nos confunde engañé a algún amigo que otro para que me suministraran nicotina... Sin embargo mi padre y su mujer son fumadores los dos, muy fumadores, y obviamente ambos estuvieron fumando con total normalidad el día de su boda, porque son así y porque el lugar permitía que pudiéramos fumar tranquilamente (entonces yo aún fumaba) ya que estábamos al aire libre.

Parece que en los hombres queda mucho mejor que destilen nicotina por los poros de su piel.
Padrinos que fuman en las bodas
Los hombres sí pueden fumar, por lo visto quedan mucho más varoniles!
Total, que yo creo que fumar de momento no es ningún delito (siempre que no se haga en lugares cerrados y no se fume ninguna sustancia ilegal) y que si en la pareja o en el entorno de los novios hay fumadores y la boda se realiza en un lugar al aire libre en el que es posible fumar todavía podemos ofrecer este detalle a los invitados con un precioso Cigars Corner / Cigars Bar, por ejemplo, el que quiera que coja tabaco y el que no pues no.

Se pueden montar rincones preciosos en la boda al igual que el Candy Bar, pero con cigarrillos y puros.
Cigar Corner en la boda
Foto by: webnovias

Cigar bar en tu boda
Foto by: lalablu.com
Reconoceréis aunque no seáis fumadoras que estas decoraciones son una monada y que le dan a la "remenía" costumbre de repartir tabaco en micro cajetillas un aire nuevo mucho más de tendencia y que no tienen porqué desentonar en vuestra boda.

Así que lo dicho el que quiera que le de a la nicotina y el que no que le de a la gominola, el caso es divertirse y pasarlo bien en la boda ¿no? ¿Vosotras qué opináis?

Sweet kisses amigas!!

jueves, 23 de octubre de 2014

Supersticiones y tradiciones de las bodas

Las bodas están cargadas de tradición y de muchas supersticiones que giran en torno a los novios (sobre todo a la novia), a la ceremonia, al día… Por muy moderna, actual y original que hagamos nuestra boda, NINGUNA SE LIBRA DE LAS TRADICIONES.

Una boda es un ritual que se realiza hace ya unos cuantos siglos y que ha ido arrastrando diferentes costumbres. La mayoría de estas tradiciones las conocemos, pero... ¿sabemos realmente su significado?


Algo nuevo: Simboliza la prosperidad en la pareja que se casa. Los novios comienzan algo nuevo y por ello llevar una prenda nueva les va a dar suerte en esa nueva andanza. Suele ser el vestido de novia, o los zapatos, ese día se estrenan muchas cosas!!! algunas incluso marido ;)

Algo Viejo: Simboliza la continuidad con lo anterior. Ahora muchas parejas deciden casarse cuando ya llevan tiempo viviendo juntos, pero antes no era así, por lo que llevar algo viejo simbolizaba que los lazos con la familia e incluso con los amigos no terminan, sólo cambian.

Algo prestado: La tradición dice que si llevas algo prestado de una persona que es feliz en su matrimonio atraerás esa felicidad. Así que ya sabéis chicas, pedirle a esa "feliz mujer" que os deje alguna pulsera o unos pendientes!

Algo Azul: Es una costumbre Israelí (toma ya!), simboliza pureza, amor verdadero y fidelidad. Normalmente las novias llevan el azul en la liga. Liga que regalan las amigas y que después la novia le regalará a una amiga soltera para que tenga suerte en el amor.

En otros sitios, la tradición dice que debe ser el novio quien quite la liga a su mujer y la debe lanzar a los hombres, quien la coja será el próximo en casarse, vamos el mítico lanzamiento de ramo en versión erótico-festiva.
¡Esto yaaaa a gusto del consumidor!

La liga de la novia

Algo blanco: La tradición de casarse de blanco se remonta tan sólo a 1840 cuando la Reina Victoria se casó con Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha (de todos los santos) y lo hizo de blanco. Su retrato causó tal revuelo que a partir de entonces las novias comenzaron a vestirse de blanco para imitarla, por lo visto la tendencia a imitar a los famosos no ha cambiado mucho...

Bueno a lo que vamos, el blanco simboliza la pureza, y el vestido de la novia en sí, significa alegría, triunfo e inmortalidad del amor.

Hoy en día encontramos novias guapísimas de verde esmeralda, de rojo carmesí o incluso de negro, un color súper elegante, y por supuesto de blanco impoluto, así que, aunque la tradición marca que la novia tiene que ir de blanco... hoy en día se permite prácticamente todo, sobre todo a la novia, así que ponte el vestido que más te guste y con el que te sientas realmente cómoda.

Perlas: Estas joyas son las preferidas de muchas mujeres, pero siento deciros chicas, que... DAN MALA SUERTE. La tradición dice que la novia que lleva perlas en sus orejas el día del matrimonio no será feliz ya que estas simbolizan las lágrimas que la novia derramará durante su vida de casada, ahí es nada. Así que mejor nos decantamos por otro tipo de joya…no? no vaya a ser que sea verdad… menudo yuyu!

Aunque he de romper una lanza a favor de las perlas, tan bonicas ellas, y decir que mi abuela se casó con mi abuelo y en la foto se la ve con pendientes de perlas y collar de perlas... llorar habrá llorado, como todas, pero cincuentaypico de años que lleva la mujer la mar de feliz con su maridísimo.

Los pendientes para la novia
Sí, las perlas son una monada, pero podemos elegir estos brillantes tan sencillos y elegantes y "no arriesgarnos" a pasar un matrimonio de llanto 
Fotos by: tevasacasar.es (las perlas) y www.bijou-privee.com (los brilantes)

Encuentro de los novios: Por todas es sabido que da mala suerte que el novio vea a la novia y su vestido antes de la boda, incluso si la boda es de tarde, los novios no deben verse hasta el momento de la ceremonia. Si se ven, se interpreta como una señal de mal augurio.

Esta tradición viene de la época en que los matrimonios eran concertados. Las familias no querían que los novios se vieran antes de llegar al altar por si se arrepentían… Una buena razón, sí señor! Hoy en día creo que ya nos tenemos todos bastante vistos...

Arroz: El arroz es una tradición oriental y relativamente joven en occidente. Simboliza la fertilidad. Se lanza arroz a los recién casados para que tengan muchos hijos. El arroz es un producto básico de la tierra como el trigo, que parece ser que en occidente era lo que se lanzaba antes de que se instaurara el arroz tres delicias como lanzamiento oficial.

Hoy en día en  muchos sitios tiran pétalos de rosa, confeti,  incluso semillas de girasol, garbanzos…

Tarta: La costumbre de cortar la tarta después de comer, poco a poco se está perdiendo y para esas parejas románticas es una tradición que no puede faltar. La historia cuenta que la novia debe ser la primera en cortar la tarta para ser feliz en su matrimonio pero que lo debe hacer con la espada de su marido, espada que este mismo le proporciona como símbolo de unión de ambos y de que él será su protector eterno. Esta historia sólo vale si el marido es caballero, si te casabas con un agricultor... supongo que tendrías que cortar la tarta con la hazada ¿no?


Si la pareja tiene hijos, estos también deben ir a cortar la tarta como símbolo de unión familiar.

Ramo: Según la tradición la soltera que recoja el ramo de la novia será la próxima en casarse. Muchas novias no lanzan el ramo sino que lo entregan a alguien en concreto. No tiene por que entregarlo a la próxima en casarse, puede hacerlo a alguien especial o incluso quedárselo ella.

Hay lugares en los que es tradición que el ramo se lo regale a la novia el mejor amigo del novio. El día de la boda éste va a casa de la novia con el ramo y una bonita poesía escrita por él mismo.  En ese momento se convierte en “El padrino del Ramo”.

Estas son las tradiciones/supersticiones más conocidas y que ninguna supersticiosa debe pasar por alto, pero como éstas debe haber millones, así que mi consejo es que el día de tu boda será un día muy especial en el que tanto la novia como el novio debéis sentiros a gusto y disfrutar, si para ello hace falta seguir alguna que otra tradición o saltárselas todas pues... se hace y listo ¡ES VUESTRO DÍA!

Yo no soy supersticiosa porque da mala suerte, así que el día que me case, SEGUIRÉ TODAS!

¡¡Nos vemos en la boda!!

lunes, 20 de octubre de 2014

Feria Celebra 2014

Buenos días!

Amanecemos con resaca de weekend, que lo hemos pasado de maravilla en la feria Celebra 2014 que tuvo lugar este fin de semana en Huesca.

Fulanito y Menganita no estuvimos como expositores, pero sí que pudimos ver cuáles son las tendencias para vestir a la novia, al novio, a la madrina, a la invitada... También pudimos conocer sitios geniales para la localización de vuestras celebraciones en la provincia de Huesca... Y nos enamoramos de Conzietos de Azúcar y de su mesa dulce "Lavanda Silvestre"
Mesa dulce en tu boda
Tienda dulce en Huesca, preparan todo lo que puedas imaginar para tu boda.

Con respecto a la colección que se presentó en el desfile, digamos que para gustos están los colores y que en otro post hablaremos largo y tendido sobre algunas tendencias que vienen para el 2015 y que Dios guarde a las pobres novias que estén buscando vestido para el año que viene.
Celebra 2014 en Huesca

De todas formas lo mejor de la jornada fue la compañía y la comida. Zutanita y yo disfrutamos de unas riquísimas croquetas de pollo al chilindrón (en Huesca no podían ser de otra cosa) y de un chuletón a la piedra que mamma mía... (aún babeo como Hommer Simpson... )Y de un postre de helado de chocolate con peta-zetas de chocolate, sí sí has leído bien, PETA-ZETAS DE COCHOLATE. Vamos que nos pusimos hasta las cejas para ir con fuerza a ver la feria nupcial de Huesca.

Un chuletón de 500gr. en el Galatea (Huesca)

Croquetas y postre, todo para repetir.

Conclusión, que empezamos la semana con resaca y con buen sabor de boca de un fin de semana perfecto conociendo a gente maravillosa y viendo las tendencias para bodas en 2015 para teneros al día.

Sweet kisses amigas!

jueves, 16 de octubre de 2014

Las invitaciones de Rubén y Liena

El pasado 6 de septiembre se casaron nuestros novios Rubén y Liena en Murillo de Gállego (Huesca).

La primera vez que me reuní con ellos, en diciembre del año pasado, estaban un poco perdidos y asustados, habían visto unos cuantos modelos de catálogo que no les disgustaban (algo de aquí y de allá que les gustaba) pero ninguna invitación terminaba de encajar con lo que querían. Lo que menos les encajaba era el precio, les habían pedido más de 5€ por invitación y necesitaban 190 invitaciones ¿tienes calculadora a mano? ¿no? ya te hago yo la cuenta: unos 950€

Lo primero que les dije fue: "Tranquilidad, que para gastar 1000 euros siempre hay tiempo y NO en invitaciones. Vamos a ver qué queremos, cómo lo queremos y cuánto cuesta, pero mucho menos , os lo aseguro."

Liena empezó a explicarme diferentes cosas que le habían gustado de distintos modelos y quería un MIX de todo, Rubén observaba en silencio.

Yo empecé a enseñarles algunos trabajos de bodas pasadas para que fueran entrando en materia de todo lo que se podía hacer, en realidad SE PUEDE HACER DE TODO, pero hay que tener clara la idea que queremos para nuestra boda para poder empezar a trabajar.

Fuimos descartando cosas que no encajaban, que no eran prácticas o que encarecían sin necesidad el presupuesto que tenían para las invitaciones y los complementos; porque no nos engañemos, todos queremos tener las mejores invitaciones del mundo para nuestra boda, pero no a cualquier precio, y es que en realidad no hace falta gastar de más. Aquí Rubén se empezó a animar, cuando vio que íbamos acercándonos a algo real, que centrábamos ideas y que les aconsejaba con sentido común.

De aquella primera reunión salimos los 3 con dos cosas claras:
  1. El estilo que Liena quería era algo vintage, con un toque "rural" y sobre todo CON TOPOS, topitos pequeños.
  2. Que no querían colores estridentes, que después de mucho pensar y ver distintas opciones, se decantaban por el color gris.
  3. (Y esta es de regalo) Que ninguna invitación de las que habían visto hasta entonces les gustaba tanto como el MODELO ORIGAMI que les enseñamos ese día en primicia.
Así que empezamos a trabajar, primero les pasamos una cotización de lo que les costaría hacer todas las invitaciones, las tarjetas para su "Árbol de los deseos" que los invitados colgarían de un árbol adornado para la ocasión y un sello de caucho manual para estampar todo lo estampable. Con todo esto ni nos acercamos a la cifra inicial que les habían dicho en otros sitios para hacer las invitaciones.

Después comenzaron las pruebas de tipografía para los nombres ¿queremos nombres completos o iniciales? ¿letra inglesa o más actual?
Nombres para invitación de boda

Iniciales con nombres para invitaciones de boda

 Al final dimos con la clave. Sólo las iniciales, sin fecha ni nombres. Los nombres irían debajo de "su sello" en la invitación; y en el resto de elementos sólo las iniciales (acompañadas de fondo de topos a poder ser).
Iniciales engarzadas para invitación de boda
Después de definir esto lo demás fue rodado, creamos SU invitación justo como ellos querían con un mapa de la ubicación de la Ermita donde se casaban y del lugar donde se realizaba el banquete; el sello y las tarjetas para que los invitados escribieran sus deseos para los novios, todo coordinado.

También les preparamos unos carteles con el mismo estilo de las invitaciones y las tarjetas de firmas para que pudieran indicar diferentes cosas a sus invitados como por ejemplo dónde debían sentarse, dónde podían firmar, etc.

El resultado es este ¿qué os parece? ¿os gusta? A nosotros nos chifla, pero claro... qué voy a decir yo!

Kit de invitaciones originales para bodas
El conjunto de la invitación, tarjetas de firmas y sello.

Sweet kisses amigas!!

martes, 14 de octubre de 2014

¿Qué hacer con los niños en una boda?

Los niños son la alegría de cualquier reunión que se precie y una boda, que es LA REUNIÓN POR EXCELENCIA, no iba a ser menos. Sin embargo, el mundo infantil en una boda es casi como otra boda aparte.

Son muchas las cosas que giran en torno a los niños y que debemos pensar si en nuestra boda tenemos pequeños invitados. Así que vamos a dar un pequeño repaso a todas esas cositas que hay que tener en cuenta ¿os parece?

Empecemos por el principio, ¿Cómo vestimos a los niños?

La elección del traje de los niños va a depender de la edad de cada niño y de la interacción de éstos con la boda. No es lo mismo vestir a un niño de 10 años que a una niña de 5 años que además va a llevar los anillos.

Queda muy bonito, si tenemos en la familia 4 o 5 niños de edades más o menos similares, que vayan vestidos en la misma línea por ejemplo con colores claros, tipo pastel y sobre todo con tejidos cómodos porque no podemos olvidar que son niños y que no paran quietos!!
Cortejo nupcial infantil. Cómo vestir a los niños en las bodas
Estos cuatro pequeños podrían ser un cortejo nupcial perfecto para tu boda. Si tienes un pequeño grupo de niños en tu boda no dudes en hacer que ellos porten los anillos y os acompañen.
Foto by: www.canalbodas.net

¿Cómo vestir a los niños en las bodas?
¿Qué os parece esta pequeña parejita? ¿No están geniales? Foto by: bodas.net

Sí que es cierto y sabido por todas que es mucho más sencillo vestir a una niña, para la cual hay millones de cosas monísimas, que a un niño y si encima el niño se encuentra en una edad un poco “tonta”, más.

Me refiero a los niños comprendidos entre los 10 y los 13 años, ellos quieren ser mayores, pero aun son niños. En este caso les hace mucha ilusión ponerse trajes, con su americana, su corbata y todo el equipo completo cual empresario de Manhattan.  

Este tipo de trajes los podemos encontrar sobre todo en tiendas especializadas en trajes y vestidos de comunión.

Si la boda es algo más informal siempre podemos optar por modelos más sencillos, unos pantalones chinos con una camisa por ejemplo son una opción ideal!
Informales pero arreglados, esta opción también sirve para los mayores!!!!

Esa temida edad "tonta" también la tienen las niñas, aunque como hemos dicho antes, suele ser un poco más sencillo en cuanto a ropa se refiere. Hay vestidos muy bonitos con los que ellas se ven bien, se sienten mayores (que si somos sinceras, a esa edad si las comparamos con los chicos parecen sus madres...), pero siguen teniendo la esencia tan bonita de la niñez.


Divertidas y monísimas, ¿qué más se puede pedir?

Bueno una vez que tenemos a los niños vestidos, peinados y con toda su colonia puesta, ¡NOS VAMOS A LA BODA! Y aquí es donde de verdad empieza el trabajo duro.

La ceremonia pasa con más o menos llamadas de atención, ya que son niños y aunque sea una ceremonia preciosa ellos se aburren como ostras y claro, tienen que estar porque unos llevan los anillos, otros las arras (en caso de una boda religiosa), a los que son un poco más mayores se les ha encomendado alguna lectura sencilla… así que de este "ratito" no se libra ninguno. Aunque siempre hay algún primo, o amigo que se "sacrifica" y se va con los niños al bar de la esquina, pero esto yaaaa lo dejamos a gusto de cada uno.

De la ceremonia nos dirigimos hacia el hotel, restaurante o finca donde se va a realizar el banquete y es de cajón que los padres de tan adorables criaturas tendrán que comer y disfrutar un poco de un día tan bonito. Para este rato mi propuesta es la contratación de un animador infantil.

Son personas a las que podemos contratar por horas, y entretienen a los niños a las mil maravillas con cuentos, marionetas, pinturas, manualidades... incluso puedes contratar sus servicios para que ayuden a los más pequeños a comer y liberar a los padres para que puedan comer y charlar más tranquilos sabiendo que sus “peques” están bien atendidos.

En cuanto al menú, hay que pensar un menú específico para estos pequeños gigantes. Por lo general las personas encargadas del banquete os darán opciones, pero unos macarrones con unas costillas con patatas les gustan al 90%, y se lo comen solitos muy bien. Si no siempre podemos optar por platos más divertidos y originales, quedan muy bien y los niños aunque sólo sea por su originalidad se los comen estupendamente!

Platos divertidos para niños en las bodas
Estos platos tan currados me los como hasta yo! :D

Una vez que los niños han terminado de comer, que normalmente lo hacen a la velocidad del rayo, quieren jugar, jugar, jugar, jugar y JUGAR! Igual contratar un animador para toda la tarde nos resulta un poco caro, así que aunque el animador esté con los niños un rato después de comer, llegará un momento en el que se irá y ¿entones? ¿Qué hacemos con los niños entonces?

La sobremesa es el mejor momento para los adultos y ese rato es en el que también se lo pasan mejor los niños…

Pues bien, una solución rápida y económica es colocar una zona de juegos infantiles, donde podamos tenerlos controlados y divertidos al mismo tiempo.

Esta zona nos va a servir para que estén entretenidos el rato de la sobremesa pero también el rato del baile.

Esta zona de juegos se puede montar de diferentes maneras: con mucho presupuesto o con poco, muy Chic o más “de estar por casa”, comprando juguetes o trayéndolos de casa… eso ya depende de la imaginación de cada uno.


Los hinchables son una apuesta segura.
Y si ya queremos ser los perfectos anfitriones infantiles, podemos acompañar esta zona de juegos con un "Candy Bar infantil" repleto de caramelos y gominolas al que seguro que más de un adulto no se resiste!!



Con estos pequeños y sencillos consejos seguro que conseguís que estos pequeños pero grandes invitados pasen un día inolvidable.

Nos vemos en la boda!!!

viernes, 10 de octubre de 2014

Damas de honor en tu boda ¿Sí o no?

Estamos hartos de ver películas americanas con damas de honor en las bodas, de hecho hay una película en la que la protagonista ha sido dama de honor 27 veces en 27 bodas diferentes, sí la película en cuestión es 27 VESTIDOS. Una pobre muchacha soltera (en busca del amor, claro) con un armario lleno de vestidos a cual más horroroso.
27 vestidos, la película
Imagínate a 10 mujeres vestidas igual con cualquiera de estos modelitos...
Menos mal que sé que es una película y que los han elegido a posta.

Bueno ¿ya estamos en situación? Vale.

Pues bien, como aquí importamos todo lo importable de los maravillosos EE.UU. la moda de las damas de honor no podía ser menos.

Hasta hace relativamente poco, el cortejo nupcial lo componían los niños de ambas familias o de algún amigo, que llevaban la cola a la novia, portaban las arras, los anillos... Pero cada vez es más habitual encontrarnos con la figura de las "Bridesmaids" o lo que es lo mismo Damas de honor.
Vestidos para damas de honor en la boda
Foto by: www.jlmcouture.com
Su presencia en las bodas es más antiguo de lo que nos podamos imaginar, hay constancia de que en la Europa anterior a la Edad Media ya existía un cortejo de mujeres que acompañaban a la novia desde que se vestía y no se separaban de ella hasta que estaba oficialmente casada con su marido. Ejercían un papel protector, puesto que en aquella época por lo visto muchas novias eran secuestradas y obligadas a casarse con algún impresentable, y si no había rapto, había espíritus malignos que acechaban a las jóvenes y virginales novias.
Boda en 1936. Foto de Sam Fam
Boda en 1936. Foto de Sam Fam by www.zankyou.es

El caso es que aunque ahora hay total libertad para hacer tu boda tal y como te de la real gana, el tema de las damas de honor todavía no lo controlamos mucho... Así que aquí van algunos consejos y luego ya tú decides si quieres tener tu séquito de señoritas o no ;)

Normalmente, igual que la novia elige a sus bridesmaids, también elige cómo van a ir vestidas. En los mencionados EE.UU. es muy típico que todas lleven el mismo vestido, normalmente acorde con el de la novia, pero obviamente en otro color. Sin embargo no me imagino yo a mis amigas del alma, que cada una tiene un estilo muy personal y definido, vestidas de uniforme, porque primero no les va a gustar y segundo no van a ser ellas mismas... y tercero es posible que me odien durante el resto de mis días.


Optar por una gama cromática o un estilo, por ejemplo los tonos pastel en vestidos vaporosos.
Foto by: www.bridalguide.com

Así que una tendencia que cada vez coge más fuerza es que las damas de honor lleven un estilo común pero sin que sea el mismo vestido. Puedes elegir un color común para todas, o incluso una gama de colores que armonicen. En cuanto al estilo puedes marcar una línea general, pero con patrones diferentes para cada una, pues como ya he dicho no a todas les va a sentar bien el mismo vestido.

Yo te recomiendo que aunque la decisión es de la novia, cuentes con ellas, con sus opiniones y sugerencias, puesto que al final son ellas las que van a lucir el vestido.

Elegir un color y adaptar el vestido y la tonalidad al gusto de cada dama de honor puede ser una opción muy válida, ya que ellas se sentirán más cómodas. Foto by: www.inspiredbythis.com

Si la cosa ves que se te complica y que es difícil armonizar el tema vestido, siempre puedes elegir un complemento que lleven a juego y que las identifique como damas de honor. Aquí tienes más opciones puesto que pueden llevara juego un clutch, un fajín, un tocado, un broche... Algo que les diferencie del resto de invitadas.
Por ejemplo estas pulseras de Mayula para regalar a tus damas de honor es un precioso detalle, que puede encajar perfectamente con el estilo de tu boda.

En fin, que hay muchas opciones. Y tú qué ¿tendrás o no tendrás damas de honor en tu boda? ¿Te apuntas a la moda bridemaids?

Sweet kisses amigas!

martes, 7 de octubre de 2014

Los detalles para los invitados de la boda

En una boda hay muchos detalles que hay que tener en cuenta para que este día tan especial sea vuestro y sea único. 

Entre esos muchos detalles están los odiados DETALLES. Si, habéis leído bien, ¡ODIADOS! Y es que yo me pregunto, ¿Por qué tenemos que dar detalles, recordatorios, figuritas que cogen polvo? Cuestan mucho dinero (para lo que sirven), nos traen quebraderos de cabeza hasta que elegimos el detalle ideal, nos rompemos los sesos pensando si un detalle mixto o uno para hombres y otro para mujeres…

La moda de repartir un recordatorio es relativamente nueva, ya que hace 30 años no se daba nada a los invitados, se repartía tabaco y puros, se deleitaba a los amigos y familiares con un buen banquete y una buena barra libre con baile y listo.

Sí que es cierto que cada vez se reparte menos tabaco en las bodas, y es que este vicio ya no está “de moda”, y se ha suplido con un pequeño detalle.

Detalles para regalar FEOS
Este detalle de boda quizá sólo le guste a tu abuela.
Está bien si tu boda se ambienta en los 80.
Yo soy de la opinión de que no hace falta dar absolutamente nada. Las mujeres cuando vamos de invitadas a las bodas, vamos  cargadas como si nos fuéramos una semana al fin del mundo, llevamos tiritas para el daño que nos pueden hacer esos zapatos tan estupendos pero tan sospechosos de hacernos más de una ampolla; ibuprofeno, no sea que nos aparezca un tormentoso y repentino dolor de cabeza que nos destroce el día; clínex, para los momentos emotivos; un kit de emergencias femenino por lo que pueda suceder;  unos zapatos planos para cuando decidamos quitarnos esos zapatos taaaan bonitos que nos están dejando cojas para un mes. Aquí hay que sumar las cosas habituales del bolso: llaves, cartera, móvil, una barra de labios… Además, nos llevamos de la boda el menú, como recordatorio, el papel bonito de la mesa que pone el número y alguna cosa más que seguro que me dejo. Bien, pues todo eso lo llevamos en un bolso diminuto en el que no nos caben ni las llaves de casa, como para salir de la boda con una figurita, que encima no sabemos dónde vamos a ponerla, y que más de uno ha fingido olvidársela en la mesa del restaurante porque es MUY FEA.

A pesar de todo, son muchas las parejas que deciden dar un pequeño regalo a sus invitados, la gran mayoría diría yo.

Ya que vamos a regalar algo a nuestros invitados...Debería ser algo útil, nada de figuras que las colocas en una estantería y no ves nunca el momento de tirarlas a la basura.  Un recuerdo que puedas usar. Dentro de este grupo hay muchas opciones: abanicos, espejos, pashminas, pen drives personalizados, bolígrafos, “tapones” para los tacones finos (para que no se claven en el césped), paraguas, alpargatas o zapatos planos, entre otras cosas.

La mayoría de estos detalles están dirigidos a las mujeres, por lo que habrá que pensar un detalle para los hombres y este tipo de recuerdos suele encarecer un poco el presupuesto.
Los abanicos son perfectos para esas bodas de verano, ideales para evitar algún que otro sofoco. Foto: http://blog.rosaclara.es/

Los tapones son un detalle ideal sobre todo si la boda es en el campo.
Foto: Mimoki By: Zankyou bodas
Si no encontramos nada útil, nada que se pueda usar, o si que lo hemos encontrado pero no se ajusta al precio, otro tipo de detalle que desde mi punto de vista está bien, es todo aquello que se pueda consumir, y si se puede consumir en el mismo restaurante mucho mejor (así no tienes que buscar un hueco en el diminuto bolso para llevarlo a casa). Aquí entramos en el grupo de los licores, vinos, bombones, caramelos, cajas de chucherías… Este detalle es unisex por lo que se puede combinar el licor con el dulce, para hombres y mujeres, o con caramelos… en cuanto al precio, aquí hay mayor flexibilidad, que depende también de la cantidad de licor/bombón/caramelo… que cada uno quiera dar y por lo tanto pagar.
Una botella original con algún tipo de licor, puede ser un bonito detalle que seguro que "alegra" a tus invitados. Ésta es de novo distribuciones.

Los jabones de la famosa Paula de Olivia Soaps son un regalo precioso para tu boda.
La versión económica y súper personal de los detalles son los Handmade. Están hechos por uno mismo por lo que la inversión de tiempo suele ser importante, pero la inversión económica también suele ser más baja. Es un detalle con mucha personalidad que merece la pena hacer si tu boda es una boda con no muchos invitados. Si tu boda es una boda íntima de 300 invitados, la inversión de tiempo no sé si te va a merecer la pena. En este grupo tenemos marcadores de páginas, bolsitas con semillas o plantas aromáticas, alguna manualidad... Este terreno me parece que es complicado si no eres especialmente habilidosa/o.
Los detalles hechos a mano también deben ir acorde con el estilo general de la boda. 
En definitiva, la elección sobre dar detalles o no es muy personal, pero en el caso de entregar un pequeño o gran recuerdo de este día tan especial,  tiene que ser algo útil y que tenga que ver con los novios, con su personalidad, con sus gustos, su forma de ser.

En mi boda creo que sí que daré detalle, y será una bolsa muy muy grande para que todos puedan meter esa maleta de supervivencia!

¡Nos vemos en la boda!

sábado, 4 de octubre de 2014

¿Preparamos una boda?

Una vez que decidís que vais a casaros empieza la mezcla de sentimientos, por un lado estáis contentos, ilusionados pletóricos. Por otro... comienzan las dudas.

¿Qué fecha elegiréis para el enlace? ¿Qué estilo va a tener vuestra boda? ¿Dónde vais a celebrar la ceremonia? ¿Dónde será el banquete? ¿Cómo será el vestido de novia? ¿Y las invitaciones? ¿Qué regalos daréis a los invitados? ¿Cómo serán las alianzas? ¿Qué canción elegiréis para vuestro primer baile nupcial?

BUENO RELAX Y QUE NO CUNDA EL PÁNICO

Vamos a ir paso a paso. No es necesario decidirlo todo el primer día, ni siquiera la primera semana ni el primer mes. Intentar tomar muchas decisiones importantes juntas puede provocaros estrés, incluso discusiones de pareja y sobre todo va a hacer que os equivoquéis en algunas de las decisiones que toméis. Así que lo mejor es que vayáis decidiendo las cosas según vaya tocando, cada cosa en su momento; porque cuando aún faltan 8 meses para la boda, no necesitas saber qué música va a sonar en vuestro primer baile como marido y mujer.

Lo primero que hay que decidir es qué tipo de boda queréis tener, clásica, informal, en el campo, en un restaurante, en la ermita de vuestro pueblito bueno... Después tendréis que elegir la época en la que queréis casaros para empezar a buscar el lugar de la ceremonia y del banquete... Vamos un frenesí. Por eso tomarlo con calma es una forma de que no os agobiéis y de relativizar todo un poco.
Tened en cuenta a vuestros invitados, porque aunque es vuestra boda, querréis que todo el mundo disfrute de vuestra celebración.

También llegará el momento (prácticamente desde el primer momento en que les comuniquéis que os casáis) en el que los más allegados querrán formar parte de vuestra boda, querrán ayudar y "aportar" ideas, pero pensad que es vuestro día, y que sois vosotros los que tendréis que tomar las riendas y tomar vuestras propias decisiones.

Aún así es bueno que pidáis ayuda, organizar una boda requiere de mucho trabajo y hacerlo todo vosotros solos os va a causar mucho estés. También podéis contratar el servicio de una buena wedding planner, son de mucha ayuda, sobre todo para el día B, porque se encargan de todo y vosotros sólo tenéis que pensar en disfrutar de vuestro momento.

Una vez que hayáis decidido qué tipo de boda y cuándo la vais a celebrar, tendréis que empezar a buscar la localización, en función de vuestro presupuesto y de la disponibilidad del sitio... Esta es una tarea larga y compleja, tendréis que llamar a muchos sitios, ir a visitar y conocer las diferentes opciones, intercambiar un montón de mails e incluso mensajes de whatsapp; elegir menús,  salones, disposición de mesas... sin embargo cuando estás preparando tu boda, todo se hace más fácil con sólo visualizar ese día ;)

Y cuando tengáis claro el día, la hora y el lugar... llega el momento de pensar en las invitaciones. Aquí es donde Fulanito y Menganita podemos ayudaros, porque diseñamos todo lo que podáis imaginar de forma personalizada y en exclusiva para vosotros. Según el tipo de enlace que queráis tener y el estilo que vayáis a darle nosotros crearemos las invitaciones, el sitting plan, el guest book o libro de firmas... todo lo que queráis, podemos hacerlo.
Diseño de invitaciones para bodas
Diseño de kit de bodas. Invitaciones, sello personalizado y tarjetas para deseos.

Diseño personalizado de libros de firmas y etiquetas para bodas
Diseño exclusivo de libro de firmas y etiquetas para los detalles de los invitados.
Después tendréis que buscar un buen fotógrafo, que os haga el reportaje de vuestra vida. Porque cuando haya pasado la boda, lo único que os quedará será el dulce recuerdo de ese día y un precioso álbum de fotos con el que acompañar esos recuerdos.
Reportajes fotográficos para bodas en Zaragoza. La Dolce Vita by Hugo Salvador.
Mientras tanto tendréis que ir buscando atuendo, el vestido de la novia y el traje del novio; también las flores, qué tipo de ramo llevará la novia y si lo combinará con los arreglos florales de la iglesia, el coche, el banquete...

Luego tendréis que pensar si vais a dar un detalle de regalo a los invitados o no... Y si es que sí, qué tipo de regalo queréis dar, algo original, algo hand made hecho por vosotros...

En fin, que son muchas cosas pero que hay tiempo para todo. Podéis tirar de directorios como bodas.net  o zankyou para encontrar ideas, proveedores, preguntar y leer experiencias a otras parejas...

Mi consejo como ya os he dicho es que lo toméis con calma y tranquilidad, porque aunque parece que no, se llega a todo y al final vuestra boda seguro que sale PERFECTA!

Sweet kisses amigas!!